HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN CIVIL FAMILIA PIEMONTESA DE RÍO TERCERO Y REGIÓN

Corría el año 1.994 y por iniciativa de un grupo que no quería olvidar la lengua que sus padres le habían enseñado: el piemontés, decidieron que dentro del seno de UNI 3-Universidad Abierta de educación permanente y no formal de adultos mayores- se dictara el taller “Conversemos en piemontés, conservemos nuestras raíces”. Consecuencia de ello, en mayo del mismo año surge la Asociación Familia Piemontesa de Río Tercero y Región con el lema: “Per nen ch’as dëstissa la fiama”, adhiriéndose a FAPA y a los Piemontesi nel mondo el 2 de septiembre de ese mismo año.
En 2.005 la Comisión Directiva presenta estatutos para obtener personería jurídica, la que fue otorgada los primeros días de agosto de 2006.
En el transcurso de los años 2006 a 2008 se propicia hermanar nuestra ciudad con similar piemontesa y, contando con el aval del Sr. Macchieraldo y Bertello, el hecho se concreta en los años 2008 y 2009 con la firma de las actas entre Carmagnola (Piemonte, Italia) y Río Tercero (Córdoba, Argentina), acontecimiento que tiene como base una ordenanza municipal del año 19….
Este año viajaron a capacitarse en la localidad hermana los dos primeros profesionales, el Profesor y músico Víctor Podetti y la bibliotecaria Lic. Mariana Ponzio, inaugurando así un ciclo que consideramos auspicioso.

Objetivos actuales: 

Social: presencia en la comunidad con actos solidarios a instituciones necesitadas (entrega de material didáctico a escuelas y apoyos escolares de la ciudad, ropa de cama para el hospital provincial Río Tercero, entre otras ayudas). 
Cultural: mantener costumbres y tradiciones de nuestros ancestros (grupo coral Piemon3 “Armando Bin”, escuela de italiano, grupo orquestal y reuniones para conversar en piemontés), fomentar los lazos con la hermana localidad de Carmagnola en especial y la región Piemonte en general.

Proyectos a futuro.

Construir nuestra sede social; los objetivos que nos proponemos alcanzar al contar con local propio son los siguientes:
Reunir allí a nuestra colectividad para compartir reuniones, fiestas, tradiciones, costumbres, idioma y cultura piemontesa.
Brindar un espacio de contención y educación a niños y adolescentes.
Albergar a adultos mayores que se encuentran solos. 
La sede sería así lugar de encuentro que posibilitaría la transmisión de conocimientos y afectos y fomentaría los vínculos intergeneracionales, elevando la calidad de vida de todos los involucrados.

“Acta de Fundación: Asociación Familia Piamontesa de Río Tercero y Región.
Acta Nº 1. 


Adhiriéndose al Año Internacional de la Familia, el Taller “Conversemos en Piemontes”, Uni 3, Universidad Abierta de Educación Permanente y no Formal de Adultos, dependiente de la Fundación del Banco de Río Tercero, como objetivo de integración a la Comunidad ha propiciado la formación de la “Asociación Familia Piamontesa de Río Tercero y Región”.
En Río Tercero se constituye la siguiente comisión provisoria: el día 6 de Mayo de 1994.

Presidente:          Sr. Aldo Barbero
Secretario:          Sra. Mabel D. de Maurino
Tesorero:            Sr. José Grangetto
Pro Tesorero:     Sr. Armando Bin.

Vocales:              Srta. Nelba Noris Canavesio.
                            Sr. Anselmo Bautista Gadara.
                            Sra. Ana Porporato de Ferrero.
                            Srta. Nely Margarita Schiaverano.
                            Sra. Irma Canavesio de Vilariño.
                            Sra. Estela de Maspoli.
                            Sra. María Esther Castellano de Bella.
                            Sra. Albina Ribba de Gottero.
                            Srta. Elvira Barbero.
                            Sra. Elba Blatto de Santa.
                            Sra. Albina Miotti de Bin.
                            Sr. Armando Bin.
                            Sra. Lautenia Resiale de Goldstein.
                            Sra. Emma Issurdi de Ojeda.
                            Sra. Pina de Bertinetti.
                            Sra. María Manacci de Ravetti. 
                            Sra. Nelsa Giorgi de Chalabe.
                            Sr. Basilio Conrero.

Se convoca a piemonteses y descendientes como socios fundadores.
Se receptan doscientos cuarenta (240) solicitudes de inscripción, procedentes de nuestra ciudad, Tancacha, V. Ascasubi, Almafuerte y Embalse.
En todas las actividades a desarrollarse en el futuro se entonará el Himno Oficial de las Asociaciones Piamontesas en el Mundo.
El lema será: “Per nen ch’as dëstissa la fiama”. (Para que la llama no se apague). 

2 de Septiembre de 1994
Acta Nº 2

En Cine Real Cooperativo un acto de Uni 3 se da a conocer a la comunidad en general, la formación de la Asociación Familia Piamontesa de Río Tercero y Región, presentando el Licenciado Basilio Conrero al Ing. Santiago E. Bordabosana, Presidente de la Federación de Asociaciones Piamontesas Argentinas (F.A.P.A.) a la cual pertenecemos, quien se congratuló de asistir a esta presentación nacida de la inspiración del Taller “Conversemos en Piemontes”.
Actuó el Ballet Municipal de Luque, cerrando el acto la Bandera Piemontesa.
Concluyeron se las actividades con una cena en Las Rejas Restaurant. 
La Bandera Piemontesa fue donada por el Sr. G. Audisio.
En la ciudad de Río Tercero a 16 días del mes de Septiembre de 1994. Se reúne la Comisión de la Asociación Familia Piamontesa, encontrándose presentes los miembros firmantes de la presente acta.
Se decidió por unanimidad revivir lo que fue una costumbre de nuestros padres y abuelos en las zonas rurales: la “Marenda” (Merienda Piemontesa), que preparaban cuando abandonaban el rudo trabajo, consistente en fiambre casero, quesos, tortillas, etc. y el infaltable “bicer ed bou viu”.
Se fijó la fecha del 23 de Octubre próximo para la realización de la misma, formándose grupos de trabajo.-
Sin hablar de otros temas se da por finalizada la reunión”. 

A los inmigrantes

Inmigrantes: ¡Qué palabra! Yo creo que el pronunciarla u oírla a más de uno se nos hace un nudo a la garganta. 
Decir inmigrantes, recordar, es volver a varios años atrás, es fijar una mirada en el horizonte y divisar los Abuelos, allí sentados, pacientes, pipa y tabaco en mano y porque no una botellita de buen vino casero, para alegrar el alma como ellos decían, la mirada lejana como queriendo encontrar allá a miles de kilómetros lo que por distintos motivos debieron abandonar.
Sus padres, hermanos, abuelos, amigos, a veces hijos y esposas, costumbres, raíces, su Patria, la que los había visto nacer, todo quedó atrás, un pañuelo que se agitaba, una mano que decía adiós, hasta pronto, lágrimas que surcaban los rostros y así con valentía y sin volver la cabeza, los abuelos, los nonos subían al vapor con el corazón oprimido, con la garganta cerrada, pero con muchas ilusiones y una gran esperanza, venían a Hacer la América y así fue. 
Pues bien, amontonados en la tercera clase de los barcos, salían a cubierta en horarios fijos a respirar aire puro, para descender nuevamente a las tinieblas a masticar sus sueños dorados. Todos los días la misma comida, enfermos tratados como animales y no menos triste y doloroso fue el desembarco, largas esperas con problemas de documentos, de idioma sin tener donde ir, porque aquel que había antes no estaba en el puerto esperándolo y entonces debieron hacinarse en una misma gran vivienda hasta que cada uno encontrara su propio destino, algunas veces en la ciudad otras en el campo.
Inmigrantes: que curtieron su alma, piel, sus sentimientos, seres humanos simplemente humanos con una voluntad feroz, una apuesta a lo desconocido, un punto de comienzo para una nueva humanidad.
Abuelos que amaron esta su patria por adopción a la que engrandecieron con sus ejemplos con sus defectos y virtudes. 
Desparramados a lo largo y ancho del país, formaron sus propias familias y así sus hijos reunieron un doble apego: el que viene del nacimiento y el del arraigo de sus padres. 
Inmigrantes, Abuelos, nonos, italianos, españoles, judíos, rusos, armenios y de muchos orígenes más, pueden estar seguros que vuestro esfuerzo y tanto dolor no fue en vano, aquí estamos; hijos, nietos, bisnietos, cultivando lo heredado y tratando por todos los medios de que nadie olvide ni pretenda ocultar su origen. Conservar nuestras raíces es rendirle nuestro mejor homenaje. Inmigrantes donde estén ¡Gracias!, por darnos la vida y ¡Feliz Día!


Río Tercero (Córdoba) Argentina. 

Diseño Web Profesional